Un Respiro Camaradas

Por Jano Nahuel

Tres triunfos al hilo que nos permiten respirar. Una buena racha sumando nueve puntos que nos sacan del fondo y dejan dormir tranquilo a lo hinchas por el momento. Sin jugar del todo bien, pero mostrando eso que pedíamos a gritos, matarse corriendo en la cancha.

Partidos con diferentes tintes, triunfos trabajados, contra rivales directos y valga el reconocimiento, muy bien conseguidos. El equipo se vio mucho más dinámico, veloz y vertical al momento de atacar y mucho más sólido en defensa con la línea de 3 donde la figura de Luciano Vargas asoma como gran nombre. Pero en general se ve un equipo distinto, con mucha más confianza al momento de decidir y accionar dentro de la cancha.

No se donde habrán encontrado la motivación los jugadores, pero se lo agradecemos. Para nosotros, los hinchas de Iberia, no era lo esperado estar celebrando salir de la zona de descenso, compréndanlo, imprégnense, asúmanlo y denle con todo.

Debo reconocer que se notó la manito del profe Lobos, aunque aún le queda mucho por trabajar. Resistido por su inexperiencia, ha dado claras señales de cambio en los 3 últimos partidos, y no solo por la modificación de esquema táctico en la cancha, sino también por el cambio de chip a los jugadores, transmitir pundonor para dejar las piernas en la cancha y una mentalidad positiva, esa que te convence que se puede ganar. Curiosa, pero felizmente, los centros lanzados comenzaron a encontrar destino, los pases fueron a los pies de los compañeros de equipo y se abrió el arco nuevamente para el goleador.

Nota aparte, lo bueno que es el Paragua. Tremendos golazos despachados y gritados por la hinchada.

Esperemos se mantenga la buena racha, la mentalidad ganadora y se afirmen los triunfos. Este campeonato esta muy apretado en la parte baja de tabla como para celebrar de forma anticipada la permanencia en esta nefasta división. Necesitamos a todos enfocados en lo que queda del torneo, y nosotros, los hinchas apoyando de forma incondicional, sufriendo, pero siempre fieles moral en alto.

Seguir ganando que es lo que nos importa, sobre todo porque, irónicamente, cada vez que conseguimos una victoria, los equipos que nos acompañan en la parte baja también suman de a tres. Depender de nosotros es la mano, que si seguimos la senda de triunfos nos salvamos y cortamos los achaques de Chalita, el insomnio del Clara y la tristeza del Seba.

Por ahora, un respiro camaradas, seguir bregando hasta el último pitazo del torneo y salvar la categoría que es lo que nos queda.