Asegurando La Permanencia

Partido vital para asegurar la permanencia fue el disputado por el cuadro azulgrana este viernes en el estadio Bicentenario de La Florida. En la recta final del torneo de la Segunda División, los dirigidos por Eduardo Lobos pretendían seguir con la buena racha enfrentando un rival directo en la tabla de colocaciones como lo era Colina y zafar anticipadamente a la amenaza del descenso.

Horario de madrugada para muchos hinchas, el calor apremiante y la cancha sintética fueron un desafío mayor para ambas escuadras. El trámite del partido demostraba el apremio de ambos equipos por obtener los puntos, corriendo para recuperar la pelota con rapidez e intentando buscar el arco contrario de forma directa. En esta faceta Iberia se impuso con claridad, las transiciones veloces y el buen pie comenzaron a inquietar al cuadro fluorescente gracias a la potencia de Lucas Fierro y la viveza de Arnaldo Castillo que nuevamente estuvo intratable.

Fue el mismo “Paragua” quien abrió la cuenta desde los doce pasos con sutil remate. El equipo se ordenó para resistir los embates de los locales y a pocos minutos del cierre de la primera fracción el goleador azulgrana volvió a marcar con un certero cabezazo tras una jugada sello de Eduardo Lobos; recuperación rápida y ataque directo. En ventaja al descanso y a capear el sol que a esas alturas convertía en un verdadero horno el sintético de la comuna de las flores en la región Metropolitana.

Recién comenzado el segundo lapso, una de las figuras de la cancha, Diego Ortega, condujo con maestría un balón en la mitad de la cancha, toca y busca al espacio sacándose con lujo al defensa rival para enfrentar el área donde encontró al inspirado Arnaldo “De los Goles” quien marcó el 3-0 ante la algarabía de la banca azulgrana. Premio para el goleador y su hatrick, pero el más grande de los reconocimientos para el volante central azulgrana, el Negro fue fundamental en el triunfo, se comió la cancha sencillamente.

El cuadro de Rodrigo Meléndez sintió el golpe y se fue con todo contra el arco de Elías Hartard encontrando enseguida el descuento tras un error del arquero iberiano. El guardapalos de los de Los Ángeles lejos de amilanarse, se agigantó en la portería tapando un penal decisivo al experimentado Gonzalo Fierro y luciéndose luego en un par de tapadas a boca de jarro que podrían haber complicado a Iberia y haber dado esperanza al equipo de Kalule. Desde mi punto de vista, el penal atajado fue determinante en el momento del partido, pues permitió controlar al equipo rival que habiendo fallado tan clara ocasión solo intentó llegar al gol con largos y desesperados pelotazos.

 Cuatro minutos de alargue entre los nervios de asegurar el triunfo y quedarse en la división. La orden es mantener a Colina lejos del arco, pero el cansancio y el ímpetu por tratar de retener el balón no son buena pareja, y más con un arbitraje inseguro y a ratos “tiranesco”. Los tiros libres daban vida a los locales que encontraron el descuento faltando dos minutos para el pitazo final.

Se envalentonan los de Chacabuco con el 3-2, el empate está ahí y deben aprovechar el impulso. Pero Diego González diría otra cosa. El Chinito había ingresado minutos antes para reemplazar al goleador que salió adolorido. Últimos suspiros del encuentro, y juvenil azulgrana controla una difícil pelota despejada desde el área, resbala, trastabilla pero se afirma para abrir a Quiroz y picar con decisión al área rival buscando la vuelta de la pelota entre los nervios de la instancia de estos segundos finales. Quiroz le entrega el pase con ventaja y el Chino ajusta la mira, control orientado del balón extraordinario para enfrentar a Torres y definir con maestría decretando el cuarto gol iberiano. Triunfo asegurado, permanencia al alcance de la mano y gran partido del equipo azulgrana.

Celebración entre las huestes angelinas, un partido aguerrido y muy bien trabajado desde la banca.

A destacar también, la nobleza de Marcelo Flores que hace de la banda izquierda su casa. La madurez y oficio de Diego Zambrano, y el liderazgo de Cristobal Parry, este último ha entregado seguridad y orden a la defensa que con cada partido se afirma y entrega garantías al profe Lobos. Gran triunfo iberiano que deja tranquilo a los hinchas, victorias decisivas contra los rivales directos y consecución de una racha de buenos resultados que nos obliga a pensar como habría sido esto en otro momento del campeonato.