A Recuperarse Azulgranas

Por Jano Nahuel

 

Las penas del fútbol no se pasan con nada.

Últimamente, el fútbol me ha dado sufrimientos y penas, ya como que desconozco la alegría de la pelotita. Días con la tensión en los hombros, yendo de un lado a otro con una carga gigante, con una mochila llenada de piedras que no deja caminar tranquilo, pesada, rasposa e hiriente.

Van cuatro derrotas consecutivas azulgranas queridos, cuatro al hilo incluyendo la eliminación de Copa Chile contra Wanderers. Súmele, la dolorosa y polémica eliminación de la Roja para el mundial de Rusia 2018, puras malas, aburrido de la sombra de la nube negra.

Para los iberianos cerrar los ojos e intentar dormir es sinónimo de pesadillas, el fantasma del descenso apareció en la cabeza del hincha con las sendas derrotas consecutivas recibidas por la azulgrana, primero en Calama y luego en Concepción, han dejado tremendamente complicados, ahogados solo con la nariz fuera del agua respirando para mantenernos vivos en la división.

 

(Intento hacer un “playlist” de temas futboleros para animarme e inspirarme a escribir, no me sale).

 

El tarro del porte del Cayaqui, una vil y lamentable cagada. Difícil de entender, un técnico que ha dado que hablar por su estilo de juego  y un equipo alabado por su buen fútbol, sobre todo el mostrado en Copa Chile contra equipos de primera categoría. Sin embargo, en el frente donde debíamos rendir, buscar posicionamiento, nombre y pelear arriba, hoy estamos mirando la tabla desde abajo, con la calculadora en la mano y pendiente de los otros equipos.

¿Qué nos ha pasado? Cientos de análisis han surgido y se han plasmado por todas partes. Los chaqueteros de siempre disparando con ventilador, los de cartón que ya matan a todo el mundo pidiendo cabezas rodar como es su costumbre cómoda y sin fundamento. Y hasta los más letrados fieles y fervorosos hinchas argumentando cambios tácticos, sustitución de jugadores y nos seguimos nublando. Todos son DTs y ven las soluciones.

“Que el equipo juega solo para la tele” ¿Qué es eso amigos? ¿Alguien pone en duda el profesionalismo de este equipo? ¿Alguien puede cuestionar el compromiso de este grupo? No empecemos a tratar de ver debajo del agua, a encontrarle la quinta pata al gato con esa mala intención contagiosa de unos pocos.

El futbol también es de momentos e Iberia hoy tiene su momento negativo, ese donde no te salen las cosas, la confianza se escapa de a poco y eso conlleva a desconcentraciones que finalmente desatan derrotas. Vemos la nube negra sobre nosotros y ante la negatividad de medio mundo creemos que no tenemos escapatoria.

Yo en lo personal, confío plenamente en estos jugadores, le tengo una increíble fe al Profe y tengo la certeza de que de esta salimos adelante. Lo veo, lo creo y lo proyecto.

Confianza muchachos, adentro de la cancha mátense siempre que nosotros los colmaremos de aplausos. Mójenla, peléenla que nosotros no los abandonaremos jamás.

Profe, basta de experimentos y excusas. A matar o morir pero con las nuestras. En nuestra cancha, con nuestra gente y con nuestro estilo, corajudo y aguerrido.

 

Esta semana nos vamos a Quillota a jugar contra los turcos de Calera. Bonita oportunidad para retomar el rumbo, de botar al crecido equipo de Jadue y recuperar confianza. Además, jugamos con la blanca de la suerte.

A recuperase iberianos, a sanar la herida azulgranas, a buscar el remedio y curar los males con futbol.

Aguante Iberia, en las buenas, en las malas, en las muy malas, en las peores… siempre contigo.