Con Tremendo Impulso Azulgrana

Por Jano Nahuel

Parece que la camiseta blanca con ribetes azulgrana nos da suerte. Valga también el reconocimiento para quienes la diseñaron, ¡pucha que está linda la camiseta! Y además con la (-i-) justo ahí en el corazón, se ve demasiado linda, diría un siútico.

Con el impulso de la victoria por Copa Chile ante Colo Colo, Ibería está obligado a ratificar no solo su buen momento futbolístico, sino también  la seriedad de un equipo que tiene la capacidad de enfocarse en 2 torneos a pesar de lo corto de su plantel, de los lesionados y de la posición en que nos encontramos en el más importante, el campeonato de la B.

Para poner aún más presión a este desafío, la azulgrana debía visitar la ciudad de Talca y  enfrentar a Rangers, un equipo de esos con historia, y que a pesar de estar en una situación compleja en estos momentos, nunca dejar de ser un difícil rival jugando en su cancha.

Digámoslo también, venían a lo tumbos los rojinegros, pero con cambio de director técnico se aferraban a un viejo y ya a estas alturas poco creíble proverbio futbolero: “Técnico que debuta lo hace con un triunfo”. Esta no sería la ocasión, para mala suerte de JJ Ribera, pues en frente tenía un voraz y crecido Deportes Iberia, que parece encontró el 11 ideal y que de visita también ha sabido de victorias.

Lindo duelo en “el Fiscal”, dos equipos que gustan de buen futbol y que siempre prometen espectáculo para la galería, con jugadores de buen pie y estilos de juego verticales, todo bien condimentado para que fuera un gran partido. Iberia supo aprovechar las ocasiones que tuvo, manejo los hilos de partido y saco ventaja del hombre por la expulsión desagradable del otrora goleador Sergio Comba, a quien rápidamente las redes sociales apodaron “Sergio Combo”, por el feroz puñetazo que le propinó al juvenil y bravo Diego Urquieta. Una matoneada nada más, jugador con experiencia que se atreve a golpear a mansalva a un compañero de profesión 19 años menor, un abuso que debe ser repudiado siempre.

El 3-1 fue contundente, lapidario para los maulinos que no se resignan a acomodarse en la parte baja de tabla. Iberia impuso sus términos y nuevamente el profe Landeros le atinó medio a medio con los cambios. Sobre todo la inclusión de Felipe Elgueta que puso la fricción en medio para recuperar y dar salida, y además se dio mañita para anotar su primer gol vistiendo nuevamente la azulgrana. Bien por el “Pits”, dedicado su pequeña que viene en camión y que trae la marraqueta debajo del brazo.

Equipo ordenado, con gran compromiso a la hora de correr, para recuperar y para atacar y además funcionando al ritmo de Landeros, lo que nos ha llevado a dar pasos positivos en la lucha por no descender (eso sí que nos preocupa, no diga que no).

Con todo más menos en orden, se viene el partido contra los porteños de Wanderers por la Copa Chile. Plena confianza en el cuerpo técnico para enfrentar esta fase del torneo. No es menor, con el triunfo ante el cacique se abrió el apetito y podríamos apostar a llegar bien alto. ¿Por qué no? Se ha demostrado que hay fondo para ello y la hinchada está respondiendo como el equipo merece.

Esperemos este jueves un estadio repleto, con los colores azulgrana ondeando la galería y miles de voces cantando con la Banda. Démosle iberito querido aprovechemos este tremendo impulso que llevamos, impulso de buen juego y de triunfos para seguir guerreando, que hay que dar pelea en todos los frentes, de batallas estamos curtidos.

Abrazo de gol, aguante Iberia y su linda gente.