Debut Ganador en Copa Chile

El domingo recién pasado, Deportes Iberia jugaba su primer partido oficial de la era Luis Landeros. El rival era un viejo conocido en las fechas iniciales de Copa Chile, así como también un animador permanente de este campeonato.

Y es que en duelos oficiales, los azulgrana hace mas de 20 años que no lograban doblegar al equipo del campanil, todo esto cuando ambos equipos animaban la tercera división. Es decir, Deportes Iberia no registraba triunfos ante la Universidad de Concepción en campeonatos del fútbol profesional chileno.

Era así como previo al partido había una alta expectativa entre la parcialidad iberiana.  Aparte de ver en cancha por primera vez el remozado equipo dirigido por Luis Landeros, también se oficializaría la nueva camiseta para esta temporada, la cual rememora de mejor manera los colores azulgranas tradicionales.

Así comenzaba el partido, ante un frío inclemente para los casi 900 espectadores que se dieron cita en el municipal angelino. Los primeros minutos se mostraban de estudio por parte de ambas oncenas, con un juego trabajado en mitad de cancha en el cual Deportes Iberia mostraba buen pie; con una salida limpia principalmente por parte de Aguirre, Asken, Gutiérrez y el canterano Pasmiño, que se mostraba siempre como opción de descarga por la banda derecha.

Pese a lo señalado, la ofensiva azulgrana se mostraba incomoda para concluir las jugadas, principalmente Baeza -quien si bien no realizó un mal partido- tendía a retrasarse naturalmente a su habitual posición de carrilero por derecha. Los de atrás mostraban solvencia, principalmente Bustamante y Silva, quienes se encargaron de ganar la mayoría de los duelos con los delanteros penquistas.

Así terminaban los primeros 45 minutos, donde si bien el resultado era empate, el equipo iberiano era administrador de buena parte de las opciones de juego. No se veían en el campo de juego diferencias entre un plantel recién armado, contra otro que es constante animador de primera división.

En el tiempo complementario lo anterior comenzaba a afianzarse, donde el tándem Aguirre-Pasmiño generaba buenas opciones de juego, con un Giovanni Asken que se jugaba un partido aparte contra su club formador. El oriundo de Lota manejaba los ritmos del mediocampo, haciendo gala de su personalidad, sin temor a pedir el balón y rematar de media distancia.

Así llegaba el primer gol iberiano, con una patriada de Asken, quien avanza con balón dominado hasta tres cuartos de cancha, y con un remate rasante lograba vencer la resistencia del “tigre” Muñoz. El 1 a 0 daba justicia a lo que ya comenzaba a mostrarse en el campo de juego, con un Deportes Iberia solido en el campo de juego, que mostraba guapeza y las variantes de juego trabajadas por Landeros.

Posterior al gol los ataques iberianos fueron menos permanentes, comenzando a mostrar una dosificación de los ritmos del juego. En estos momentos fue donde la pareja de centrales comenzaba a tomar un rol protagónico; donde si bien Bustamante y Silva no mostraban exuberancia futbolística, cumplían de manera eficiente la labor de cortar los circuitos penquistas.

A poco de terminar el partido, Diego Gonzalez (quien ingresó por un lesionado Leandro Pasmiño) tomaba un balón perdido por la defensa universitaria, donde tras globito a Muñoz –y con el balón casi cruzando la línea de sentencia- Mencia cometía mano penal para evitar el segundo gol de los locales.

Una vez que Polic cobraba el lanzamiento desde los 12 pasos, el mismo Asken fue quien de inmediato pedía el balón para lanzar la pena máxima. Pitazo del árbitro y el mediocampista con un tiro a lo “panenka” remataba al arco; donde si bien su remate chocaba en el travesaño, Diego Gonzalez en la segunda jugada lograba marcar el dos a cero definitivo a los 89 minutos.

Si bien este resultado es importante de cara al inicio del campeonato de 1B, lo que cobra más relevancia es ver al equipo ajustado en sus piezas, pese a la importante renovación de nombres que este sufrió. La revancha del partido contra la Universidad de Concepción se realizará el día sábado 22 de este mes, a las 18:30 horas en el estadio Ester Roa, de la capital penquista.

.