El Debut Azulgrana

I.- Parte

El Chino sigue los movimientos de sus compañeros en el calentamiento junto a la cancha. Levanta la vista para mirar el partido y de reojo echa un vistazo a la banca para distinguir alguna señal del profe. El equipo pierde pero se ve fuerte y en su cabeza aparece la sana contradicción de saber que en estas circunstancias su probabilidad de jugar disminuye.

Elonga y suspira con los casi casi frente al arco que  hacen alejar su oculto nerviosismo, aquel propio de quien tiene su primera vez. Vuelve la mirada, su corazón late acelerado pero el llamado no es para él. El Pato quiere en cancha a Diego Ruiz para intentar el empate. Frente a él pasa el espigado delantero, concentrado, silente y con la seguridad que te da la experiencia.

En cuestión de segundos, su cabeza viaja a través del tiempo para recordar aquel día en que siendo un pasapelotas en un partido oficial, el Tanque celebró un gol triunfal junto a él en una pose inmortalizada por las cámaras levantando los índices al cielo. Recordó el gesto del argentino mucho más que el gol en sí, el profundo sentido de humanidad de Ruiz le elegía para celebrar el anhelo máximo del futbol, el gol, con el pueblo azulgrana en toda su magnitud.

Se anuncia el cambio por alto parlante y el Chino no puede evitar seguir mirando al gigante azulgrana mientras toma posición en la cancha. Aguarda su oportunidad, vuelve  suspirar y elongar antes que le llamen la atención. Debe estar preparado ante la posibilidad. Mira de reojo nuevamente pero el profe sigue el encuentro y no da señales a quienes hacen el calentamiento.

La visita esta cerca de aumentar, pero Iberia sigue mostrando los dientes, se pelea con bravura mientras el reloj acelera su andar. Sus compañeros buscan revertir el marcador, corren, piden la pelota e intentan batir al portero rival sin éxito. Su deseo es estar allí, no lo puede esconder.

Minuto 73 y se escucha a lo lejos un “apuren al Chino” de parte de Almendras, que sonó como la mejor canción del mundo en sus oídos.

Con 17 años  debuta en el futbol profesional Diego Gonzalez, un sueño cumplido, diría mas tarde, nada más y nada menos que defendiendo el equipo de sus amores, representando su provincia con los colores más bellos del mundo.

Haz tu juego, y si puedes encara – lo instruyó Patricio Almendras.  Tranquilo que va todo bien – le dijeron sus compañeros y el Chino con la esencia de su personalidad pisó el pasto del municipal angelino para ubicarse cerca del área forastera haciendo dupla en delantera con Diego el Tanque Ruiz. Que buen debut.

 

II – Parte

Debut en esta Copa Chile que aparece nuevamente en el horizonte iberiano. Un torneo que durante el año pasado nos puso en la palestra, en boca del medio futbolero que nos señaló incluso como el mejor equipo de la competición, donde alcanzamos una inesperada semifinal y que incluso nos tuvo a un penal de jugar Copa Libertadores.

En estos inventos de la ANFP, equipos de nuestra división, la 2da, se han sumado e incluso equipos de 3era A para completar un fixture extraño, pero que de todas maneras hemos de enfrentar con hidalguía.

Rangers se presenta como rival y los dirigidos por Patricio Almendras lo asumen como una prueba interesante, es una buena oportunidad para aquellos que no han tenido minutos en el campeonato, para ganar rodaje y experiencia a aquellos juveniles que aparecen en la retina del estratega y que están deseosos de meter presión a los titulares. Desde mi perspectiva, este torneo debe servirnos para eso, el resultado en la cancha queda para la estadística, y la Copa Chile no puede ser una prioridad para nuestra escuadra. Lección aprendida.

En cancha no se ve una diferencia tan grande entre equipos de distintas divisiones. Más si en experiencia de planteles lo que se refleja en el resultado, que podría haber sido tal vez un poco más ajustado, pero que habla también de la jerarquía para concretar ocasiones de gol. Simplemente eso, ahí estuvo la diferencia.

Me remito al profesionalismo con que Iberia enfrentó este partido. Mucho decían incluso que no deberíamos siquiera participar, para no caer en lo ocurrido el año 2017, sin embargo, creo, es importante que la azulgrana demuestre que no somos un equipo amateur, que podemos participar en diversos frentes, sin achicarse. Como decimos en el barrio, “damos cara en cualquier lado”.

Destaco el tremendo trabajo de los juveniles que nutrieron el plantel el día sábado, personalidad, pachorra o como quiera llamarle, sacando a relucir el barrio y dejando claro que en el gramado todos tienen las mismas posibilidades de salir airosos. Hay materia prima, hay pasta en estos cheques a fecha. Me gusta que confíen en ellos también, la cantera azulgrana demuestra que pueden ser más que una alternativa, que las promesas se van cumpliendo en realidad y podemos poner nuestras fichas en ellas.

Del resultado del debut… solo el debut.