Lo importante era sumar

Por Jano Nahuel

Era una visita complicada a la revolucionaria comuna norte de la capital. Deportes Recoleta ha presentado pergaminos en este campeonato como un cuadro aplicado y con jugadores de experiencia, alertando que no sería un anfitrión  benévolo para el equipo lindo.

Iberia llegaba en medio del anuncio del nuevo cuerpo técnico que asumiría en pocos días y con la difícil tarea de sumar puntos como visitante e intentar salir del penúltimo lugar de la tabla.

Una cancha compleja, blanda y no muy bien conservada que nos hacía recordar la de casa y el partido se comenzaba friccionado entre recoletanos y azulgranas. Pierna fuerte y juego conservador que solo se rompía con el error defensivo de los del Biobío que tras lanzamiento de esquina encontró el gol para los metropolitanos.

Iberia avisa la búsqueda del empate, empuja con más ganas que futbol, Castillo inquieta el arco rival y pronto consigue igualar el cotejo en medio del apoyo de cerca de 50 fieles que acompañaron al equipo.

El partido se presentaba parejo hasta la expulsión de Jorge González en el cuadro angelino. Recoleta marcaba la diferencia en el arco de Miranda, sin embargo, lejos de amilanarse, la azulgrana tuvo mejores pasajes de juego con un hombre menos logrando el empate con golazo de Quiroz, y casi se da maña para llevarse el triunfo en los pies de el “Paragua” en los últimos segundo del partido.

Un empate trabajado, aguerrido y que deja una sensación extraña en el resumen; se pudo ganar. Al equipo le costó soltarse y solo en el segundo tiempo mostró buenos pasajes de buen futbol donde hizo ver mal al local que con ventaja numérica no lograba inquietar a Miranda ni ponerle freno a los embates de Arnaldo Castillo, para mi la figura del partido.

Se corrió, se buscó, se trabó, se puso el alma y se dejó todo en la cancha, ese es el camino. No celebramos el empate, pues se estuvo más cerca de la victoria, era importante sumar y se logró. Vamos que vamos Iberia, ya vienen los triunfos.