Nunca Caminaran Solos

“Cuando caminas a través de la tormenta

mantén tu cabeza en alto

y no le temas a la oscuridad.

Y al final de la tormenta

Hay un cielo dorado…

Camina con esperanza en tu corazón

Y nunca caminaras solo”

The Kop – Liverpool FC

La gran final de la Champions tenía a los “cabeza de pelota” expectantes por ver quién levantaba la histórica orejona europea este primer sábado del mes de junio. Esperábamos saber quién se alzaría como campeón absoluto del que dicen es el torneo de clubes más importante del balompié mundial.

Liverpool triunfante y una alegría para los hinchas futboleros que se han forjado entre las adversidades como nosotros.

Era sin duda el equipo favorito de los hinchas claramente identificados con el club portuario ingles que se caracteriza por una mística envolvente, enamorante y digna de admiración.

No conozco futbolero que no se le ponga la piel de gallina cuando escucha  a los “red’s” entonando el mítico himno adaptado “You’ll never walk alon – Nunca Caminaras Solo”.

Y con lo acontecido los últimos días en nuestra tierrita querida, no puede tener más sentido para mí, y como cruzo sentimientos con esta azulgrana que ha fraguado su historia entre duras peleas y levantadas de penurias.

Siempre hemos dicho que somos hijos del rigor, que los Iberianos se han curtido de sufrimientos y que el levantarse de cada una de penurias, batallas y tristezas nos ha hecho humildemente grandes.

Las alegrías nos han sido esquivas en el último tiempo, pero hemos sabido sonreír a pesar de la amargura, encontrando una risa entre tanta nube negra aferrándonos a un rayo de sol para abrigarnos.

El fenómeno climatológico que pasó por la principal ciudad de nuestra provincia no dejó indiferente a nadie. El Biobío nuevamente saltaba a los noticieros nacionales por el duro golpe de la naturaleza mostrando la fragilidad de los humanos y su mundo. El pueblo Azulgrana se ha visto afectado, los hogares han sufrido las consecuencias de este huracán, dejando damnificados y asustados a nuestros amigos- camaradas.

Para completar la semana, el paro de futbolistas que afecta a nuestro futbol nacional obligó a enfrentar la fecha con el equipo de jugadores juveniles, con el riesgo latente de seguirnos hundiendo en la tabla y pasándole una presión gigantesca a un grupo de muchachos que llenos de ilusión tomaron la responsabilidad de representar los colores con “profesionalismo” digno de admiración, poniendo el pecho a las balas y sacando una tarea adelante que parecía lejana.

Y como un veranito de San Juan en medio de tanto temporal, los muchachos sacaron a relucir toda la bravura y el barrio, transformaron la presión en motivación extra y se llevaron los 3 puntos de Collao en medio de la admiración de su pueblo…

Tremendo triunfo que nos llena de orgullo por este grupo de cabros que literalmente se sacan la cresta por representar esta institución que no les trata como merecen.

Claro, porque la victoria de los muchachos no puede esconder la mala administración de las divisiones menores del club, donde siguen quedando al desnudo una serie de situaciones anómalas con los jóvenes en formación, que deben trabajar sin las mínimas garantías y a los cuales se les exigen cosas más allá de lo que a su corta edad comprenden.

Sin embargo, post triunfo de los muchachos y a pesar de todo, quedó de manifiesto el amor que tienen estos jóvenes por este Iberia a veces un poco ingrato. Las lágrimas brotaron pidiendo apoyo, pidiendo reconocimiento y un mínimo de compromiso. Y esto es transversal, no solo tienen que estar presente los dirigentes administrando de buena manera las series menores, también los hinchas debemos creer mucho más en este grupo, acompañarlos y manifestarles nuestro apoyo cuando más les necesitan.

Debo confesar que también boté un par de lágrimas con las declaraciones de Carlitos Marchant. Esperemos sus dichos sean tomados de buena manera, con la madurez que merecen ser considerados y traigan consecuencias positivas, pues son sentidas, del corazón, una motivación y no una queja.

¡Estamos con ustedes cabros! Hoy firmamos un compromiso con todos quienes visten esta azulgrana querida, firmamos un compromiso solidario, con todos quienes son parte de este club y como dicen los fieles de los campeones de Europa “nunca caminaran solos”. Fuerza Carlitos, fuerza Marito Vega… Fuerza Iberianos todos, nunca caminaran solos… estamos a todas con ustedes, estamos todos juntos caminando.

Por Jano Nahuel