Opinión: Porque soy de Iberia y de nadie más !

“Ni los mejores en el triunfo, ni los peores en la derrota”, análisis que calza a la perfección y muy sabías palabras post partido contra La Serena de parte del Técnico Azulgrana, Luis Landeros. No nos creímos los más grandes cuando derrotamos y eliminamos un cuadro de la A en Copa Chile, y fuimos con la humildad de siempre a la región de Coquimbo donde se nos entregó el mensaje fuerte y claro; este campeonato será duro y se pelea hasta el final.

Y así se plantó la azulgrana ante los nortinos, con la esperanza de jugar un buen papel y a pesar del resultado adverso, se peleó hasta el último minuto, mostrando que de bravuras también está hecho el equipo lindo y que será un hueso duro de roer. Si hasta los papayeros lo reconocieron en sus comentarios, “digno rival los angelinos” decían en la radio local.

Aún hay mucho trabajo por hacer, falta poner a punto algunos jugadores que seguramente aportaran al crecimiento futbolístico del equipo, la confianza en este grupo está, de eso no hay duda. Sin embargo, hay que recordar que no existe margen de error, que enredar puntos no puede estar dentro del plan y que ya, más que preocuparnos de nuestra ubicación en la tabla, hay que ocuparse de ello y salir de la incómoda posición.

Al menos esta semana tuvimos una buena. Después de más de 60 años, como bien leí por ahí, nuestra azulgrana querida se enfrentará por los puntos, sin filial de por medio y en una copa que trae réditos internacionales, al equipo capitalino de Colo-Colo.

Buena, como no, si se juega contra uno de los 3 equipos llamados grandes del futbol chileno, de los más acaudalados, de jugadores rimbombantes con grandes sueldos y trayectoria internacional, lo que nos servirá para mejorar en el desafío mayor que estamos persiguiendo, el ascenso. Siempre hay que enfrentar a los mejores, dicen los viejos crack. Sumado a ello, es un espectáculo que llama la atención a quien gusta del futbol, para el fanático de la pelotita siempre será apetecible ver jugadores de la selección en vivo y en directo, ahí junto a la cancha en un partido oficial.

También se viene el morbo indiscutible de los hinchas con doble camiseta, de esos que dicen que son seguidores de 2 equipos en la comodidad del televisor y que por redes sociales celebran goles, discuten fervorosamente con otros fanáticos y postean fotos con diferentes colores.

Un viejo sabio dijo alguna vez, que uno puede amar a dos mujeres, tal vez a un hijo más que al otro, pero no ser hincha de dos equipos, eso no existe y punto (o tal vez me lo inventé). Pero creo en ello, el amor por los colores, el sentimiento que te genera tu equipo es algo que no tiene explicación lógica, no es algo que se aprenda o se regale, simplemente se siente, en la sangre, en la piel, en el alma. De las entrañas, amor puro y único.

Como dice una cantico de la galeria, soy de Iberia y nadie más, ni la selección me conmueve tanto como mi Azulgrana querida.

Veremos en que cancha nos pide jugar la ANFP, ojalá no busque la ventaja para el equipo de la capital y nos den alguna chanche que sea positiva para nosotros en cuanto a la localía.

Mientras tanto, este domingo se viene un partido de tres puntos contra los otros colistas de la serie. Dos equipos necesitados, urgidos por sumar para escapar del fondo y que no escatimaran en buscar un buen resultado. Vaya al estadio amiga, amigo, garantizado el buen fútbol.

A todas contigo Iberita.

Por Jano Nahuel