Se Abrió El Arco Carajo

Jano Nahuel

¡Por fin!

Tres partidos sin ganar, sin convencer a la galería, sin mostrar mucho futbol, sin marcar un solo gol y…. ¡Por fin se abrió el arco para la AzulGrana y abrazamos el triunfo con la más grande las alegría. ¡Por fin llegó la fiesta carajo!

Y si bien antes de este partido hacíamos un llamado a la confianza para remontar el mal juego mostrado y la falta de goles, el panorama no era el más alentador para Iberia en su visita a San Fernando donde tocaba medirse con el equipo más regular en las 3 fechas corridas y justo puntero del torneo.

Las apuestas no eran favorables para el equipo del Bio Bio, sobre todo, pues como ya mencionamos, Iberia no jugaba bien y venía de sufrir una terrible derrota como local ante Colina.

Sin embargo, la actitud del cuadro dirigido por Peralta fue muy distinta a la mostrada en los encuentros anteriores, mucho más sólido, concentrado en todas sus líneas y atrevido de mitad hacia arriba. Esto último tiene como gestor la figura de Alex Díaz quien pedía camiseta de titular hace rato y  que justificó con 2 golazos su nombre en la oncena estelar.

Dinho demostró con creces la calidad de jugador que es, la capacidad de gol que tiene y la personalidad que posee para echarse el equipo al hombro cuando se le necesita. Partidazo del ex Comunal Cabrero que poco a poco lo van transformando en el regalón de la hinchada.

Y nos hacía falta un partido como éste, ganarle al que mentaban como mejor equipo del torneo, al que ya se perfilaba como favorito y que hicimos aterrizar de manera forzosa en su propia casa, el histórico valle de Colchagua.

Esperemos que la moral del equipo se eleve, que las confianzas se vuelvan inquebrantables y este sea el despegue del equipo. A trabajar duro y fortalecer las mentes, empaparse de buenas vibras y poner los pies en la tierra. No éramos los peores, hoy tampoco los más capos, vamos de a poco pero agarrando vuelo.

¡No se le podía haber olvidado hacer goles a nuestros guerreros!

Se abrió el arco, se fue la nube negra y esperamos el despegue de este equipo. Con todo nomás, que hay tiempo de soñar.