Son 85 Años de Historia Azulgrana

Hace 85 años en el sector de la chimba del gran Santiago, un grupo de jóvenes  se reunieron a hacer lo que más les gustaba; jugar al futbol.

Era un barrio obrero, de gente de lucha que por su condición social se sentían marginados del abolengo capitalino. Sin embargo, la pelotita seguía siendo un bálsamo para extraerse de la dureza de la ciudad de principios de los años 30. Gozaban detrás de la redonda, entre el barro de la cancha olvidaban la explotación de su condición obrera, la escases de escudos en los bolsillo, los estómagos hambrientos y tanto otros problemas propios del proletariado.

Hace 85 años, en un pequeño rincón olvidado de  la que hoy es la comuna de Conchalí, nacía Iberia, un equipo hijo del rigor y fuerza que ganaría un nombre en la historia del balompié criollo.

El Cura Lizana en la década de los 60’ donde el mundo pregonaba paz y amor, lo llevó a la ciudad de Los Angeles siguiendo ese presagio moribundo. Allí rápidamente se ganó rápidamente el amor del pueblo, que por vez primera tenía un equipo pelando en las divisiones destacadas del futbol nacional. Y desde esa atribulada ciudad comenzó a tejer una serie de historias de dulce y agraz que lo han popularizado entre el “futbolerus chilensis”, ese que vive y respira futbol.

Hoy por hoy no hay que dar muchas explicaciones de quien es Iberia como en ataño. Somos el único equipo azulgrana de Chile, somos un equipo aguerrido que se levantado de situaciones adversas como ninguno antes lo ha hecho. Sus hinchas son tan fieles que consideran sus colores como una religión, con un amor tan profundo que moverían montañas por seguirle.

Son 85 años de altos y bajos, de alegrías eufóricas y tristezas melancólicas, de divisiones  honorificas y vueltas por el potrero. De jugadores notables identificados con los colores, de goles gritados con el alma y descensos llorados amargamente.

Eso somos, un ir y venir de emociones, de humildad y grandeza en la que no nos han regalado nunca nada y donde hemos ganado un podio a punta de fuerza y honor. Somos Iberia, el equipo de la rivera del Bio Bio y del Laja, el que representa una provincia y su gente, un pueblo de esfuerzo que no se cansa de luchar y que se hermana por lo colores de forma solidaria haciendo lo que más amamos, siguiendo este equipo, a esta institución.

Feliz aniversario Iberia querido, 85 años de historia Azulgrana.