Una Buena por favor !

Por Jano Nahuel

Días de incertidumbre y dolores de cabeza para el pueblo Azulgrana nuevamente. Es que este es un cuento de nunca acabar como dirían por ahí en la galucha. Todos los años la misma historia con Iberia. Ese innecesario dejo de misterio con que quieren guiar los procesos, es lo más enervante que existe. Todo muy silencioso, todo sigue en un “veremos qué pasa” o en fácil discurso del “estamos trabajando” y  los problemas se hacen nudo en el equipo lindo paseando  frente a los ojos de los hinchas impotentes que no saben para donde se encamina nuestra institución.

Y digo nuestra porque aún siento que es nuestra, aunque crean lo contrario. Si, si todos sabemos que los hilos de esta marioneta se mueven a larga distancia, sin pensar mucho en la estructura del club, su gente. Y es que el negocio sigue abierto porque aún es rentable, mientras eso siga en pie, ahí estarán esperando su parte.

Duele como se ha desenvuelto el club en este último tiempo. De cómo se han marchado jóvenes de casa esperando las promesas de vientos favorables. Duele por el trato que tuvieron y de cómo se alejaron de la profesión que tan feliz les hacía y con la que se ilusionaban tanto. Duele el ninguneo a nuestro capitán e ídolo Azulgrana. Al parecer, cada reconocimiento siempre fue de la boca para afuera, pues a la hora de la verdad le han quitado el piso mirando hacia otro lado mientras un avenido le resta méritos y le manda para la casa igual que una camiseta vieja.

¿Sabrá lo que significa el emblema realmente? ¿O solo quiere dar contentillo a quien diseñó este plan de quitar de las huestes Azulgranas a todo aquel jugador que ejerza liderazgo y que cuente con el cariño de la hinchada?

Vamos señores, una buena, una por favor!. No nos terminen de quitar el bastión que este club tiene, déjennos al menos un rabillo de identidad y de paso anótense un poroto con la galería. Los vamos a aplaudir.

Una buena por favor señores!, denle una alegría al pueblo iberiano, necesitamos saber que ustedes piensan en la gente, que saben quiénes somos y lo que queremos para el club. Querrán quitar mil cosas, pero la historia y la memoria no se borra. Esta escrita y vive más fuerte que nunca. Ahora están a tiempo de hacerla suya también, de hacerla carne, de aferrarse y dar el salto que todos queremos para esta linda institución. Llamen al Galgo!.