Unidos En La Derrota

Por Jano Nahuel

Me costó superar la derrota, uf, no saben lo amargo que estuvo el mate y lo añejo que sentí ese pan en el desayuno. Más que nada por que tenía la ilusión de un triunfo, no la seguridad, pero si mucha ilusión, pues veníamos de un buen partido en Los Lagos derrotando a Puerto Montt, con el equipo en alza, futbolísticamente hablando, y la posibilidad cierta de meternos arriba con los punteros.

De golpe nos llega esta derrota amigos, dura por como se perdió, por como se jugó y contra un rival que a todas luces es de mucho menor jerarquía que nuestra azulgrana, sin querer desmerecer para nada al equipo del valle del Aconcagua.

Equipo confundido de principio a fin en la cancha ante un San Felipe que tiene más mañas que una sala cuna. Se busco con más ganas que ideas y finalmente fue imposible darle la vuelta,  a pesar de los cambios de hombre y tácticos realizados por el Profe Landeros, el 2-1 en contra se volvió irremontable, dejando tristes, enrabiados y preocupados a los más de mil doscientas fanáticos  que llegaron al municipal angelino.

Era una buena oportunidad para afianzarnos en el torneo, sabíamos que la victoria en el sur debía ser ratificada con otra de local, en casita, con nuestra gente y no fue, simplemente no se pudo. ¡ Caramaba amigos!, si teníamos todo para despegar y nos falló el motor, ese que debe ir siempre  aceitado, afinado y marchando tiquitaca.

No soy de matar jugadores y no será esta la ocasión, los errores se cometen, es parte del juego y hay siempre posibilidades de enmendarlos. Dolió el error de Jiménez, como no, cuando un arquero falla se nota y se complica el triple que cualquier otro jugador de campo, su fallo nos cuesta un gol en contra y tal como en este caso una derrota. Siempre he pensado que los arqueros son 50% confianza y esperemos que Miguel no la pierda, tal como a cada uno de los jugadores de este plantel, le necesitamos en su máxima capacidad.

El golpe fue duro para todos, lo sentimos porque no tenemos nada seguro hoy por hoy en la pelea por el descenso, pero también por que al próximo partido queríamos llegar con el impulso triunfador para enfrentar al difícil Santiago Morning del magistral “Clavito” Godoy.

¿Un baño de humildad? No lo creo, este equipo tiene como característica ir siempre  con los pies bien puestos sobre la tierra y la cabeza fría. Nunca va mirando por encima del hombro a nadie. El llamado es a los jugadores que deben tomar la posta como referentes del plantel y sembrar la madurez para enfrentar lo que viene.

Preocupan las lesiones a estas alturas del torneo, que además nos dieron desventaja numérica en pleno partido. Preocupan también por que este es un plantel corto y estaremos jugando dos torneos en paralelo incluso con desafíos entre semana. Esperemos se revise esta situación y se tomen medidas para ello, no sería bueno llegar a mitad de campeonato con una clínica de jugadores sin tener de donde echar mano para armar el equipo cada fin de semana. Como dijo un grande: “Atenti eh”.

Ya está iberianos, dar vuelta la página, hay campeonato por delante y este equipo tiene mucho por crecer y por entregar, podemos tener la certeza que aunque esta vez el combo fue fuerte, esta azulgrana no baja los brazos y la pelea siempre, nos tocó la mandíbula, pero no nos noqueó, a seguir batallando nomás. Trabajar, trabajar y trabajar, eso nos aseguran estos jugadores y cuerpo técnico.

Se perdió un partido amigos, no el campeonato, a seguir apoyando, alentando y llegando a la cancha, unidos en los triunfos y mucho más unidos en las derrotas. Somos puro aguante iberianos, somos pura pasión, vamos con todo.

flickr embed.